Adecuación Urbana

Las obras proyectadas implican una renovación y modernización completa de una de las avenidas principales de la ciudad de Lorca: la avenida Juan Carlos I.

La Avenida de Juan Carlos I se potencia como eje vertebrador de la actividad económica de la ciudad.

Para ello, la plataforma de tráfico rodado queda reducida a dos carriles de circulación en sentidos opuestos 7m, lo que permite que la acera tenga, a ambos lados de la calzada, una anchura media de 4.50 metros. ((En el óvalo 16,5 m (4,5+7+5) y en Santa Clara 14,5 (3,5+7+4)). Entre la acera y la calzada hay una diferencia de altura de tres centímetros.

A excepción de las 4 plazas reservadas a personas con movilidad reducida y las zonas de carga y descarga, la avenida queda libre de coches aparcados. Todo el mobiliario, de diseño acorde con la singularidad del vial, es desmontable, para poder quitarse durante la Semana Santa permitiendo así la instalación de graderíos. Las nuevas farolas se localizan aproximadamente donde se localizan las actuales pero respetando siempre la línea de calzada: ninguna farola vuela sobre los 7 metros de ancho de la calzada de forma que no suponga obstáculo alguno para el paso de los Desfiles Bíblico Pasionales.

La totalidad de los contenedores de residuos selectivos y no selectivos de la avenida se soterran, siendo los buzones desmontables y sustituyéndose por una chapa metálica en época de desfiles.

Se propone la inserción de jardineras modulares transportables para introducir la vegetación en la avenida.

La pavimentación de la acera es de granito de espesor 6 cm, apropiado para un itinerario peatonal accesible. Para diferenciar zonas en la acera se usan distintos tonos de granito. Se respetará una franja libre de obstáculos de 2.50 metros paralela a la fachada. Para la pavimentación de la calzada, teniendo en cuenta que se trata de una zona ubicada en el casco urbano, se emplea aglomerado fonoabsorbente.

Se eliminan los giros a la izquierda, mejorando la fluidez de la avenida y se renueva la señalización vertical existente.

En la intersección de la Avda. Juan Carlos I con la calle Fajardo el Bravo se procede a ejecutar una glorieta que mejore la conexión transversal entre las calles laterales y este vial principal de la ciudad, permitiendo a los vehículos cambiar de sentido sin necesidad de llegar al final de la misma.

La Avenida Juan Carlos I concluirá, en su encuentro con la Avenida de Santa Clara, en una rotonda de 28 metros de diámetro exterior, que permitirá una mejor canalización del tráfico existente en la Avda. Juan Carlos I y mejorará la estética de este otro extremo de la Avenida, el opuesto al Óvalo.

En la Plaza del Óvalo se reemplaza la vegetación en las pérgolas mediante la nueva plantación de enredaderas y se renueva el mobiliario urbano.

En lo que respecta a la Alameda de la Constitución será restituido su pavimento por granito, eliminado las barreras arquitectónicas, e incrementado su vegetación. En el otro espacio de recreo, la Plaza de Colón, se eliminan las barreras arquitectónicas, se fluidifican sus accesos, se intensifica la vegetación, se incorpora una zona de juegos infantiles, totalmente accesible, y se realza el monumento a las víctimas de los Terremotos.

Otro punto singular es la Explanada de la Estación, en la que se ordenan los viales y las zonas de aparcamiento y en la que se mejora considerablemente la accesibilidad. Se incorpora a la plaza la Máquina de Vapor que durante años ha presidido el acceso norte de Lorca como símbolo del progreso de Lorca.

En el resto de las calles, en general, se procede a la renovación del pavimento, a mejorar la accesibilidad y suprimir cualquier barrera arquitectónica, al soterramiento de todos los contenedores, a la integración total de iluminación de tecnología LED y a la sustitución o mejora de la vegetación existente. Todas ellas, por supuesto, dispondrán del correspondiente mobiliario urbano para convertirlas en nuevos espacios donde los vecinos puedan convivir y disfrutar.

Como modificaciones singulares, decir que las calles que suben al casco histórico, Serrallo, Poeta Carlos Mellado y Floridablanca, se transforman en plataformas únicas de uso mixto, al igual que Dr. Giménez Díaz.

En lo referente a las infraestructuras, la actuación prevista supone la renovación parcial o completa de las redes de servicios urbanos existentes en el ámbito del proyecto (red de agua potable, saneamiento, electricidad, gas, telecomunicaciones, y sus acometidas), así como el mantenimiento de los espacios públicos (alumbrado, red de aguas pluviales, riego, soterramiento de contenedores y smart city).

El ámbito de actuación incluye las siguientes calles (divididas por márgenes de la avenida):

Avenida de Juan Carlos I (Desde la Plaza del Óvalo hasta la intersección con la Avenida Santa Clara, ambas incluidas): 

  • Margen Noroeste
    • C/ Serrallo
    • Plaza de Colón
    • C/ Poeta Carlos Mellado
    • C/ Floridablanca
  • Margen Sureste
    • Alameda de Menchirón
    • Explanada de la Estación
    • C/ José Espinosa Pomares
    • Avenida Periodista López Barnés
    • Alameda de la Constitución y adyacentes
    • Alameda de Ramón y Cajal
    • Travesía de Ramón y Cajal