Emperadores y faraones ‘toman’ Juan Carlos I

Como ocurre durante la celebración de los desfiles bíblico pasionales, los blancos están en una acera y los azules, en la de enfrente. Treinta y ocho personajes de la Semana Santa presiden esta vía.

Las Columnas, Residencial San Mateo, Miñarro y la Escuela de Maestría (actual instituto de educación secundaria Ramón Arcas Meca) son las referencias históricas a las que acudían los lorquinos cuando precisaban situarse en algún lugar de la arteria principal de la ciudad. Sin embargo, desde hace solo unos días hay nuevas reseñas que parece que se convertirán en indicaciones más precisas, pero que llevará algún tiempo que se hagan un hueco en la vida de los lorquinos por el volumen de nombres a recordar.

Estos se sitúan a uno y otro lado de la avenida de Juan Carlos I, en la zona de aceras, y dan nombre a cada uno de los maceteros de acero corten que se han instalado. En la acera de la derecha, en dirección a Murcia, se han colocado diecinueve personajes del cortejo del Paso Blanco. Frente a ellos, en la de la izquierda, otros tantos ‘ilustres’ que desfilan junto al Paso Azul.

La elección corrió a cargo de las cofradías ‘grandes’, Paso Azul y Paso Blanco. Ellos decidieron quiénes debían componer el listado de una veintena de personajes relevantes de su cortejo, dentro de los desfiles bíblico pasionales. Con todos ellos, casi medio centenar, se ha configurado un elenco que está dando mucho que hablar estos días. Se ha convertido en algo habitual localizar a los afines de la cofradía en que uno ‘milita’ y hacerse fotografías a pesar de que todavía el ornato vegetal no ha sido colocado sobre los maceteros.

El Muy Ilustre Cabildo de Nuestra Señora la Virgen de la Amargura, Paso Blanco, se ha decantado por incluir a personajes como Octavio, primer emperador romano y el que cuenta con el reinado más prolongado de la historia; o Nabuco (Nabucodonosor), el gobernante más conocido de la dinastía caldea de Babilonia y que es recordado por la conquista de Judá o Jerusalén y por su monumental actividad constructora.

La Reina de Saba, gobernante del Reino de Saba, el antiguo país de los sabeos que la arqueología presume que estaba localizado en los actuales territorios de Etiopía y Yemen, también forma parte del cortejo del Paso Blanco y ha sido incluida como referencia imprescindible. Salomón, hijo del Rey David, fue el tercer y último monarca del reino unido de Israel. Durante su reinado se construyó el primer templo de Jerusalén. En el Corán es considerado uno de los más importantes profetas. Por todo ello y por ser otro de los personajes emblemáticos del Paso Blanco, también da nombre a uno de los maceteros de la arteria principal de la ciudad.

Junto a ellos, también están Teodosio, Constantino, Licinio, Majencio, Santa Elena, Esther, Asuero, Carsena, David, Betsabé, Manelik, Daniel, San Gabriel y Atila. Llama la atención una de las inscripciones que aparece en números romanos, DCLXVI (666), el Anticristo.

Este preside la carroza del mismo nombre y lleva el manto de mayor tamaño de los que desfilan en las procesiones lorquinas, 24 metros cuadrados. Se reestrenó, en base al original que fue bordado en 1947 bajo la dirección artística de Manuel Muñoz Barberán, en la Semana Santa de 2015. Su medallón central, bordado en sedas de colores, representa uno de los prodigios que obró la Bestia, hacer descender fuego del cielo a la tierra a la vista de los hombres.

En la acera dedicada a los personajes más destacados de la Hermandad de Labradores, Paso Azul, está un clásico, Nerón. Nerón Claudio César Augusto Germánico fue el último emperador de la dinastía Julio-Claudia. Ramsés II, también ha sido incluido. Este fue hijo del faraón Seti y de su Gran Esposa Real, Tuya. Fue conocido como el Rey Guerrero. Su consorte fue Nefertari.

Moisés ha sido otro de los ‘elegidos’. Es uno de los personajes que desfilan en el Grupo del Faraón con un espectacular manto que relata la historia del personaje, la recogida -siendo niño- de las aguas del Nilo. Precisamente, quien le salvó fue la princesa Meiamén, hija de Ramsés II, que también ha sido incluida en los nombres que rubrican las jardineras de Juan Carlos I.

Débora

La profetisa Débora, igualmente, forma parte del listado del Paso Azul. Se trata de la única juez que tuvo Israel en la antigüedad. Fue una poetisa y daba sus sentencias bajo una palmera de Efraín. Junto a todos estos nombres, también están los de Julio César, Cleopatra, Vespasiano, Tito, Domiciano, Flavia Domicia, Nerva, Trajano, Adriano, Ptolomeo IV, Antíoco IV, Sesac y Tiberio.

El grupo a caballo más representativo del Paso Azul, los etíopes, aparecen reflejados en otro de los espacios de la avenida de Juan Carlos I. Su inclusión ha sido por la originalidad de sus jinetes, que no hacen uso de montura y que cabalgan a pelo haciendo toda clase de piruetas que logran levantar al público que llena el graderío azul de los desfiles bíblico pasionales. Representan al Rey egipcio Sesac en el momento de entrar en Jerusalén, ayudado por las hordas etíopes que le prestaban sumisión.

Fuente: Laverdad.es

URL: http://www.laverdad.es/murcia/lorca/emperadores-faraones-toman-20180423014513-ntvo.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *